No te enojes.
NO TE ENOJES CON LA IGLESIA




No te enojes con la Iglesia es una serie de artículos que ayuda a entender su labor salvadora a pesar de los males humanos que incluye. Muchas personas se sienten atraídas al cristianismo, y aun a la Iglesia Católica, pero se frenan debido a los males que encuentran en la Iglesia. Otras, incluso pertenecientes a la Iglesia, se retiran de Ella escandalizados por esos mismos males.

La presente serie de artículos, que viene a ser continuación de otra, No te enojes con Dios, procura explicar que Dios permite males en su Iglesia a fin de lograr la mejor Iglesia posible, del mismo modo que permite males en el mundo a fin de lograr el mejor de todos los mundos posibles, es decir, su Obra Magna. Espero que esta lectura sea de interés y utilidad.
  1. En la Iglesia también hay males. Después de la serie de artículos No te enojes con Dios, corresponde ahora escribir la serie No te enojes con la Iglesia.
    • Síntesis de la serie "No te enojes con Dios".
    • Acompañar a Dios en su Obra Magna.
    • Dios también quiere la mejor Iglesia posible.

  2. Reflexiones sobre la Obra Magna de Dios. Nuestra fe en Dios y su Iglesia es tan real y tan firme que resistiría, sin duda, incluso la llegada de extraterrestres.
    • ¿Asumirá el Verbo Divino otras naturalezas creadas?
    • Análisis de que el Verbo asumiera otras naturalezas creadas.
    • Vuelta al hilo de nuestra temática.

  3. Algunos males que se han dado en la Iglesia. Para poder hablar con madurez y sin escándalos de los males que se dan en la Iglesia, es conveniente procurar enumerarlos y conocerlos bien.
    • Dios quiere permitir los males.
    • Lista de algunos males que se han dado en la Iglesia.
    • Dios ha hecho creaturas defectibles.
  4. No te enojes.
  5. Las cinco grandes cegueras humanas. Las cegueras de las que hablaremos ahora no son enfermedades, sino actitudes, más o menos libres y advertidas; y como bien dice el refrán, no hay peor ciego que el que no quiere ver.
    • La ceguera axiológica.
    • La ceguera hipostática.
    • La ceguera escatológica.
    • La ceguera soteriológica.
    • La ceguera pneumatológica.

  6. El modo de ser de la Iglesia. La Iglesia existe en vistas a nuestra salvación, y dado su peculiar modo de ser debe haber males en Ella a fin de que pueda cumplir su misión.
    • La Iglesia no es una persona moral.
    • La justicia en el plan salvador de Dios.
    • Cumplir lo que falta a los padecimientos de Cristo.
    • En la Iglesia tiene que haber males.
  7. No te enojes.
  8. La eficacia redentora de la Iglesia. El amar o no amar a Dios nos califica en nuestra condición de pecadores, hasta el grado de que nuestros pecados puedan redundar en nuestro propio bien, si amamos a Dios.
    • Dios combate el pecado con el pecado mismo.
    • Consecuencias redentoras del pecado.
    • Gravedad de la tibieza.
    • Los pecadores podemos amar o no amar a Dios.

  9. El afán de poder en la Iglesia. Para poder entender sin escándalo el peculiar fenómeno del afán de poder que se ha dado en la Iglesia, hay que entender cómo surge el afán de poder en todas las sociedades humanas.
    • Diferencias entre el poder y la autoridad.
    • El poder corrompe.
    • Las ciencias teóricas pueden degenerar en mala historia o en mala filología.
    • Las ciencias prácticas pueden degenerar en mala estadística, mala tecnología o mal derecho.
    • El surgimiento del afán de poder.
  10. No te enojes.
  11. Peculiaridades del afán de poder en la Iglesia. El afán de poder surge en la Iglesia principalmente por limitaciones humanas, de manera casi irremediable, más que por mala intención, y Dios lo permite así.
    • Verdaderos y falsos caminos de difusión del cristianismo.
    • Derecho bueno y derecho malo.
    • Ejemplos de derecho canónico malo.
    • Dios ha querido permitir todos estos males en su Iglesia.

  12. La Iglesia es llevada por mejores o peores rumbos. Una de las cosas más notables de la Iglesia es que Cristo la dirige certeramente a la meta querida por Él, independientemente del rumbo por donde la lleven sus Pastores.
    • La obra redentora dejó de enfocarse de manera antropocéntrica.
    • La moral se fue haciendo rigorista y represiva.
    • Ni los Pastores ni los fieles estamos a la altura de la obra redentora.
    • ¿Cuál ha de ser nuestra actitud?
  13. No te enojes.
  14. Supuestos inválidos de infalibilidad. Los avances en el conocimiento de la infalibilidad obligan a revisar y reconocer que algunas doctrinas pudieron ser enseñadas como infalibles, sin serlo; y que tal posibilidad se ha dado de hecho en el pasado.
    • Siempre se ha creído que los Pastores de la Iglesia gozan de infalibilidad.
    • Los anatemas se usaron profusamente y se confundieron con definiciones dogmáticas.
    • Los Pastores implícitamente se declararon superiores a los simples fieles.
    • Lo dicho por Pío XII.

  15. Consecuencias de la falsa infalibilidad. Lo que Cristo dejó en su Iglesia, lo divino, es perfecto e infalible. Todo lo demás es falible, y tarde o temprano se deja ver.
    • Hay que reconocer que Pío XII por lo menos exageró mucho.
    • Posibles motivos que Pío XII pudo tener.
    • La inagotable riqueza de la voluntad divina.
    • Consecuencias de la supuesta inferioridad de los casados.
  16. No te enojes.
  17. La Iglesia siempre se sobrepone a sus males. Es más amable sostener que entre el matrimonio, el celibato y el sacerdocio hay ordenamiento con fundamento trinitario, en vez de jerarquía de superioridad e inferioridad.
    • Citas bíblicas contenidas en el anatema de Trento.
    • Cita del Evangelio de San Mateo.
    • Le acercan a Jesús unos niños.
    • Fundamento trinitario de las vocaciones cristianas básicas.

  18. Algunos aspectos lógicos de la exégesis. Los textos de San Pablo no nos ofrecen un fundamento sólido de que la superioridad del celibato sobre el matrimonio esté revelada por Dios.
    • Hay que tener en cuenta las proposiciones subordinadas.
    • Criterios de interés.
    • Algunos otros ejemplos.
    • Hay que dejar a salvo la inerrancia de la Sagrada Escritura.
    • La preocupación por todas las iglesias nacientes.
  19. No te enojes.
  20. Sagrada Tradición, costumbres y exégesis. El carácter apasionado de San Pablo, junto con su gran autoridad, han sido causa indirecta e injustificada de que se haya pensado que la superioridad del celibato sobre el matrimonio está revelada por Dios.
    • El temperamento apasionado de San Pablo.
    • Influencia de San Pablo en algunas tradiciones cristianas humanas.
    • La cuestión del corazón dividido.
    • El corazón no se divide con la división de las actividades.

  21. No enojarnos con la Iglesia significa seguir en Ella con actitud madura. No debemos huir de la Iglesia por negligencia o temor ante nuestras responsabilidades para con Ella, sino decir, con dedicación y respeto, lo que sinceramente nos parezca que deba corregirse o que pueda mejorarse.
    • Parte preparatoria.
    • Parte fundamental.
    • Parte genérica de desarrollo.
    • Parte específica de desarrollo.
    • Parte final.







Regresar de No te enojes con la Iglesia a Home






Advertencia

Este sitio web busca la paz, primero personal y luego social. Procura descubrir y corregir los errores que se han establecido en los principales aspectos de nuestras vidas: política, moral, valores, religión, etc. Esto puede verse como algo agresivo, sin que lo sea en realidad. Importa mucho leer con mente amplia y sin prejuicios, con una actitud crítica y constructiva.