MUNDO Y PAZ






Si al hablar de mundo y paz volvemos la vista a nuestro universo mundo, encontramos que nuestro planeta es un minúsculo astro de nuestra galaxia, la Via Lactea, que a su vez es sólo una entre innumerables galaxias. Pero aun en su pequeñez —hasta donde tenemos noticia cierta— la Tierra se caracteizá de manera única por su ambiente acogedor y hospitalario para nosotros, los seres humanos.

Como bien han dicho algunos futurólogos, hay que mirar a nuestro planeta como si fuera una cápsula espacial y con mentalidad de astronauta, que todo lo cuida y lo recicla; y no mirarlo con mentalidad de cow boy, como si fuera una rica e inmensa planicie que puede ser explotada a satisfacción. Estamos agotando nuestro planeta; lo estamos contaminando; lo estamos destruyendo; estamos al borde de destruirnos nosotros mismos.
Mundo y paz.
Aunque el actual fenómeno de la globalización sea algo bueno, el liberalismo y el capitalismo están haciendo renacer los horrores de la Revolución Industrial, cuando los ricos explotaban a los pobres hasta el extremo. Hoy está empezando a suceder lo mismo ante la ausencia de leyes internacionales efectivas, y no sólo las personas ricas explotan a las personas pobres, sino que los países ricos están explotando a los países pobres. Hoy mueren de hambre en el mundo cerca de nueve millones de personas al año, sobre todo niños.

Hoy tenemos además otros horrores, como el tráfico de armas, el narcotráfico a nivel mundial, múltiples y continuas guerras, y el nuevo flagelo del terrorismo. Van en aumento las naciones que desarrollan armas nucleares, y también va en aumento el desarrollo de las llamadas bombas sucias, distintos tipos de bombas antipersona, las armas químicas y las biológicas. Parece que estámos empeñados en acabar con nosotros mismos, en autodestruirnos. En tales circunstancias es muy difícil construir y conservar nuestra paz.
Mundo y paz.
Y volvemos a lo mismo: poco a poco se han venido estableciendo serios errores también en el ámbito de nuestro universo mundo. Es preciso descubrir esos errores y tratar de corregirlos. Hay que hacerlo inicialmente al menos en lo que a nosotros se refiere, pues de lo contrario será difícil realizar el debido ensemble que nos permita lograr la paz.



Regresar de Mundo y paz a Home






Advertencia

Este sitio web busca la paz, primero personal y luego social. Procura descubrir y corregir los errores que se han establecido en los principales aspectos de nuestras vidas: política, moral, valores, religión, etc. Esto puede verse como algo agresivo, sin que lo sea en realidad. Importa mucho leer con mente amplia y sin prejuicios, con una actitud crítica y constructiva.