FAMILIA Y PAZ






Familia y paz es algo natural, porque la familia es el lugar natural de nosotros, los seres humanos, ya sea que vivamos en la familia de nuestros padres o que vivamos en la familia que nosotros mismos formemos y en la que seamos el padre o la madre. En la familia es donde naturalmente recibimos y damos cariño, donde adquirimos nuestros primeros conocimientos, empapados de amor, y donde tenemos y encontramos nuestras raíces, nuestra identidad, la persona que en realidad somos.

Por eso las deficiencias familiares siempre repercuten en el conjunto de la vida entera de toda persona. Nuestra familia determina nuestra identidad, y por eso cuando alguien se entera de que fue adoptado, de inmediato comienza a buscar a sus padres biológicos; y no tiene reposo hasta que los encuentra, o al menos hasta que logra saber quiénes son y qué fue o ha sido de ellos.
Familia y paz.
Igualmente afrontan problemas las personas que no tienen o no tuvieron una familia bien constituida, con padre y madre estables, y hermanos de esos mismos padres. La familia puede deteriorarse por la muerte del padre o de la madre, o debido a padrastros o madrastras mal logrados, a padres divorciados, a madres solteras, etcétera.

La suplencia de cualquiera de ambos progenitores, sobre todo de la madre, por nanas, otros parientes, guarderías, etcétera, redunda en la falta del debido amor y de los debidos cuidados para el niño; lo cual creará en él —o en ella— un vacío interior que lo afectará por el resto de su vida, y que le dificultará seriamente el logro de la paz.
Familia y paz.
Dicho vacío interior se tratará de llenar de una manera u otra, sea demandando afectos y atenciones poco razonables a los demás, sea mediante el alcohol o las drogas, sea cayendo en psicopatías, sea traduciéndose en un corje hacia todos que termine en diversas formas de criminalidad, sea mediante el suicidio.

Poco a poco se han venido estableciendo serios errores en la vida familiar y en la institución misma de la familia. Es preciso descubrir esos errores y tratar de corregirlos. Hay que hacerlo inicialmente al menos en lo que a nosotros se refiere, pues de lo contrario será difícil realizar el debido ensemble que nos permita lograr la paz.



Regresar de Familia y paz a Home






Advertencia

Este sitio web busca la paz, primero personal y luego social. Procura descubrir y corregir los errores que se han establecido en los principales aspectos de nuestras vidas: política, moral, valores, religión, etc. Esto puede verse como algo agresivo, sin que lo sea en realidad. Importa mucho leer con mente amplia y sin prejuicios, con una actitud crítica y constructiva.