RELIGION Y PAZ




Religion y paz.
Al hablar de los valores, en la página Valores y paz, se mencionó el tema de la muerte, que nos remite finalmente al de la religión, y ya en concreto al de nuestra religión. Hoy al fin se reconoce, cada vez más ampliamente, el derecho a la libertad religiosa, es decir, el derecho de toda persona a tener la religión que sinceramente le parezca verdadera, aunque pueda estar en el error, mientras no se altere el orden público. Y es así porque todos tenemos el derecho de atravesar por el terreno del error en nuestra búsqueda sincera de la verdad. De no ser así, y siendo falibles, como somos, en realidad no tendríamos derecho de buscar la verdad.
Religion y paz.
Como consecuencia inmediata del derecho a la libertad religiosa está el derecho de cambiar de religión. Los conversos hemos experimentado en carne viva la importancia de estos derechos, pues de no contar con ellos nuestra conversión no habría sido factible, o legítima, o ética. Hay religiones propiamente dichas, y también movimientos o ideologías que buscan darle sentido a nuestra vida y resolver o afrontar de alguna manera el problema de la muerte. Tenemos desde religiones muy estructuradas, como la cristiana, hasta ideologías agnósticas o de plano ateas.
Religion y paz.
Lo normal es que crezcamos en la religión de nuestros padres o tutores; pero suelen llegar momentos en nuestras vidas, quizás en la adolescencia ya avanzada, en que nos cuestionamos muchas de las cosas que nos han enseñado o que se acostumbran en la sociedad donde vivimos. Es usual reafirmarse en la religión o ideología que previamente se tenía, pero en ocasiones, y en estos tiempos con mayor frecuencia, surgen cuestionamientos, revisiones y planteamientos que terminan en un cambio de ideología, e incluso de religión.

Hay quienes optan por una forma de religiosidad o espiritualidad muy personal, muy individual, en la que se dirigen directamente a Dios o a algún ser superior, como ellos lo entienden, y es usual que tengan que afrontar el problema del silencio de tal divinidad. Lo normal es que se opte por una religiosidad grupal, social, en la que haya escritos aceptados como sagrados, sacerdotes o ministros, servicios, ritos, culto, etcétera. Y entonces se presenta el contraste entre lo sagrado de esa religiosidad y las fallas humanas de sus participantes, sobre todo de quienes están revestidos de autoridad religiosa, como los sacerdotes, ministros, gurús, etcétera.
Religion y paz.
Tales contrastes también se dan en la religión cristiana, en todas sus denominaciones, ya se trate de la católica, la ortodoxa o las derivadas de la Reforma, también llamadas protestantes. En el presente sitio o portal, como su nombre deja entrever, abordaremos esta problemática sobre todo en lo referente a la religión cristiana, y principalmente en la Iglesia Católica. Mientras más una religión o iglesia tiene la pretensión de ser la verdadera, o incluso la única verdadera, más fuertemente se presentan los contrastes de las fallas humanas de sus miembros y sus autoridades. Y es muy importante encontrar la debida manera de resolver o manejar esos problemáticos contrastes.

El problema de dichos contrastes siempre ha existido, pero se ha procurado tener una gran discreción al respecto, como suele hacerse en todas las sociedades y grupos, en la medida de lo posible. Y para ello se ha procurado ver dichas fallas humanas como cosa de la vida privada de las personas, que no tiene por qué hacerse del conocimiento público. Pero hoy, con los modernos medios masivos de comunicación, se piensa que el público tiene derecho a saber muchas cosas que antes ignoraba. Y así, y en combinación con lo escandaloso y amarillista que suelen ser los medios, tales fallas humanas, incluso y sobre todo las de las autoridades, han salido a la luz, se han destapado. Y como para los medios el escándalo es noticia, y les da rating y beneficios económicos, se han dado a conocer y exagerado las fallas de los pastores de las diversas religiones, principalmente los de la Iglesia Católica.
Religion y paz.
En tales circunstancias muchos fieles se han sentido traicionados o engañados y se han enojado con la Iglesia e incluso con Dios. En el pasado los fieles se enojaban más bien consigo mismos, debido principalmente quizás al no saber bien como manejar nuestra común condición de pecadores. En relación con toda esta problemática, aquí se ofrece una trilogía de artículos seriados:
  1. No te enojes con Dios.
  2. No te enojes con la Iglesia.
  3. No te enojes contigo.
También se ofrece aquí la siguiente serie de artículos:
Finalmente, una vez más volvemos a lo mismo: poco a poco se han venido estableciendo serios errores también en el ámbito de nuestra religión. Es preciso descubrir esos errores y tratar de corregirlos. Hay que hacerlo inicialmente al menos en lo que a nosotros se refiere, pues de lo contrario será difícil realizar el debido ensemble que nos permita lograr la paz.
Religion y paz.


Religion y paz.
Regresar de Religión y paz a Home






Submenú

Autocrítica católica

Investigación teológica

No te enojes con Dios

No te enojes con la Iglesia

No te enojes contigo

Nueva evangelización y más fiel



Advertencia

Este sitio web busca la paz, primero personal y luego social. Procura descubrir y corregir los errores que se han establecido en los principales aspectos de nuestras vidas: política, moral, valores, religión, etc. Esto puede verse como algo agresivo, sin que lo sea en realidad. Importa mucho leer con mente amplia y sin prejuicios, con una actitud crítica y constructiva.