ÉTICA SEXUAL NO REPRESIVA
Etica sexual no represiva
Sexo y paz moral (1)
Etica sexual norepresiva

Etica sexual no represiva.
Una ética sexual no represiva procura explicar que el sexo es un don divino que debemos apreciar y agradecer cristianamente aun fuera del matrimonio.

Al menos en Occidente, la sexualidad humana ha tenido como normativa la moral sexual cristiana, incluso habida cuenta de las diferencias entre las diversas denominaciones cristianas –la católica, la ortodoxa y las derivadas de la Reforma o protestantes–, siendo la católica la considerada como principal, dominante o más extendida históricamente (mientras no se diga otra cosa, y para mayor facilidad de la redacción y de su lectura, al hablar simplemente de la Iglesia me estaré refiriendo a la Iglesia Católica).
Etica sexual no represiva.
Así fue hasta las décadas de los años cincuenta y sesenta del siglo pasado, cuando la invención de la píldora y el movimiento hippie, principalmente, hicieron que la normativa cristiana de la sexualidad humana viniera a menos y comenzara a estar relegada en grandes sectores de la población occidental.

Etica sexual no represiva.
El sexto mandamiento del Decálogo, “no adulterarás” (Éxodo 19, 14; Deuteronomio 5, 18), fue muchas veces redactado y enseñado en la Iglesia como “no fornicarás”, añadiéndole así mucho de rigor y de represividad sexual, por lo que ha sido conocido como el mandamiento difícil. Tal interpretación de rigor y represividad sexual deteriora sin duda la paz individual y social dentro de la Iglesia, y aun del mundo, por lo que debe ser revisada. Cabe notar que cuando Cristo se refiere a este mandamiento no habla de no fornicar, sino de no cometer adulterio, como se dice en los mencionados textos del Antiguo Testamento.

Etica sexual no represiva.
Desde un punto de vista filosófico suele hablarse preferentemente de ética, mientras que desde un punto de vista religioso o teológico suele hablarse preferentemente de moral. Sin embargo para mí, que soy un filósofo cristiano, ambos términos se refieren finalmente a lo mismo, y por eso los usaré de manera indistinta, considerándolos como sinónimos, al menos mientras no diga otra cosa. Por supuesto, respeto otros puntos de vista.


La crisis del incumplimiento

Las circunstancias descritas arriba, entre otras, han tenido como consecuencia que muchos fieles se hayan ido alejando de la Iglesia; y también que muchas personas hayan encontrado un fuerte motivo para no acercársele, sobre todo en países donde el catolicismo no ha sido la religión oficial o al menos la dominante.
Etica sexual no represiva.
De otra parte las estadísticas, que son aproximadas, indican que sólo un 17% de la población mundial actual está bautizada, y que sólo un 0.4% vive el cristianismo razonablemente bien, es decir, que sean personas que practican, se confiesan, van a Misa y comulgan. El hecho es que después de dos milenios sólo hemos logrado cumplir el 0.4% del mandato dado por Cristo de bautizar y enseñar a todos los pueblos (cfr. Mateo 28, 19-20; Marcos 16, 15-16).

Además estamos divididos en católicos, ortodoxos y protestantes, sin atender al anhelo de Cristo de que seamos uno, como lo son Él y el Padre, para que el mundo crea que el Padre lo envió (cfr. Juan 17, 20-23). Estos dos grandes escándalos constituyen lo que llamo la crisis del incumplimiento. Otros escándalos, como los de los sacerdotes pederastas, y tantos más, son pequeños comparados con los dos grandes escándalos de la crisis del incumplimiento.
Etica sexual no represiva.
Esta crisis pone en evidencia que pastores y pueblo hemos venido haciendo muchas cosas mal a lo largo de la historia del cristianismo. Y esto exige que le pongamos remedio cuanto antes; que revisemos todo lo humano a la luz de lo indudablemente divino, y que luego, con toda honestidad y valentía: añadamos lo que haya que añdir, corrijamos lo que haya que corregir, y quitemos lo que haya que quitar.

Etica sexual no represiva.
Más información acerca de esta problemática puede encontrarse en la serie de artículos Nueva evangelización y más fiel de este sitio web. Ahí se revisan muchas más fallas, pues son muchas las que se deben revisar. Aquí analizaremos sólo una parte de lo que se refiere a la moral sexual.


Lo que analizaremos aquí de la moral sexual

Como escritor tengo la experiencia de que hay ocasiones en que es preferible volver a escribir algo de nuevo, desde el principio, que tratar de corregir un escrito que no es satisfactorio. Y pienso que eso es precisamente lo que sucede al intentar revisar y corregir la moral sexual en la actualidad. El tema es tan complejo, tan complicado, tan enredoso, con tantas diversas doctrinas y puntos de vista, y con tantos intereses creados, que es preferible abordarlo completamente de nuevo, desde el principio, desde cero, o haciendo borrón y cuenta nueva, como suele decirse.
Etica sexual no represiva.
Voy a desarrollar el tema de la moral sexual, o ética sexual, desde el punto de vista de lo que soy: un filósofo cristiano (convertido al catolicismo), laico y casado –que nunca he sido sacerdote ni religioso–, que escribo en el siglo XXI con los conocimientos y desde el ambiente del siglo XXI. Además, por ser casado, podré escribir con la experiencia de quien ha tenido una sana vida y práctica sexual.

El desarrollo que haré será a partir del principio del cristianismo, como si yo me trasladara a escribir inmediatamente después de la muerte del Apóstol San Juan, pero con los conocimientos que tengo en la actualidad. He elegido hacerlo así con el objeto de evitar las innumerables discusiones personales y de escuela, influencias doctrinales y diferencias que se presentan hoy al tratar el tema de la moral sexual. Pretendo iniciar la investigación del tema con mente fresca, sin tener en cuenta la interminable problemática surgida después del siglo primero.

Por ser un filósofo cristiano, abierto a toda la realidad, tendré en cuenta los insoslayables datos de la revelación divina; pero mis desarrollos serán aquí preferentemente de tipo filosófico y de sentido común. Además, como ya dije, los haré al margen de los desarrollos morales posteriores al siglo primero. Por eso la presente serie de artículos se ubica en la sección Valores y paz de este sitio web, y no en la sección Religión y paz. En esta última sección se ubicará la serie “Mística conyugal”, que será un desarrollo ulterior de la sexualidad humana, de tipo ya más teológico, y que se relacionará con lo dicho en la presente serie, en conformidad con el principio de que la gracia perfecciona la naturaleza. Finalmente se desarrollará la serie de artícluos “Moral sexual comparada”, donde se llevará a cabo una comparación de la toda la moral sexual propuesta en este sitio web con la moral sexual cristiana –sobre todo la católica– como se presenta en la actualidad; y también se analizarán las causas de que esta última se desarrollara como se desarrolló hasta llegar a presentarse como se presenta hoy.
Etica sexual no represiva.

En síntesis, me ha parecido conveniente desarrollar el tema de la moral sexual de tres formas complementarias: una de tipo preferentemente filosófico, Sexo y paz moral; otra de tipo más bien teológico, “Mística conyugal”; y otra de tipo comparativo, histórico y crítico, “Moral sexual comparada”. Procuraré redactar las tres en el lenguaje más sencillo que pueda, a fin de que sean accesibles al mayor número posible de lectores.Etica sexual no represiva.

Me parece que de esta manera podré ser más respetuoso al Magisterio de la Iglesia y presentarle una investigación que ayude a mejorar la moral sexual cristiana vigente hoy, que ayude a la nueva evangelización, que ayude a salir más pronto de la crisis del incumplimiento, y que ayude a la humanidad a vivir su sexualidad con una mayor paz moral.


Elementos básicos de la sexualidad humana

Hablando ya de la presente serie, Sexo y paz moral, seguiré el camino de desglosar los elementos básicos de la sexualidad humana como la conocemos en la actualidad –genética, derechos humanos, educación sexual, etcétera– para luego ir buscando una ética, o moral, que cumplimente debida y satisfactoriamente todos esos elementos.
Etica sexual no represiva.
Como es natural, los primeros elementos básicos encontrados y desglosados serán los más generales, o fundamentales, o evidentes. Después, al ir analizándolos irán surgiendo otros elementos o subelementos que también deberán ser analizados. Se trata pues de una investigación que, como toda investigación, tiene algo de aventura. Desglosemos algunos de dichos elementos básicos:

  1. El ser humano es un viviente sexuado: hombre y mujer.
  2. El ser humano no es el único viviente sexuado.
  3. La sexualidad humana es de una riqueza incomparable.
  4. El ser humano está hecho a imagen y semejanza de Dios.
  5. El ser humano está compuesto de cuerpo y alma.
  6. El ser humano tiene dignidad y derechos.
  7. Hombre y mujer tienen la misma naturaleza, dignidad y derechos.
  8. Hombre y mujer son complementarios y fecundos en muchos aspectos.
  9. Hombre y mujer se complementan en una peculiar forma de amor.
  10. Hombre y mujer se complementan y son fecundos en la propagación amorosa de la especie humana, coitando, formando familia, teniendo hijos y educándolos.
  11. El ser humano se concibe y nace en el cuerpo de la mujer.
  12. Un ser humano normal es concebido, gestado, nace, se nutre, crece, trabaja, se reproduce y muere.
  13. La desnudez del ser humano es vergonzosa.
  14. Hoy todo ser humano tiene inclinaciones desordenadas, también sexuales.

Aquí tenemos algunos de los elementos básicos de la sexualidad humana. En futuros artículos iremos analizándolos poco a poco a fin de de ir logrando el desarrollo de una moralidad que les dé el debido cumplimiento, en vez de elaborar una moral de escritorio que parta como por decreto de postulados dudosos, y que luego tenga que negar algunos elementos en lugar de incorporarlos orgánicamente a la moral que se descubre y desarrolla. El análisis irá respondiendo a preguntas, descubriendo soluciones y principios, sacando a la luz nuevas preguntas y así sucesivamente, como sucede en toda investigación auténtica, hasta llegar a una moral sexual que pueda ser vivida natural y cristianamente, y conforme al principio de que la gracia perfecciona la naturaleza.
Etica sexual no represiva.
El camino a seguir no es claro al principio, y hay que partir de lo que se considera más seguro. Luego se irá viendo por dónde poder continuar a fin de seguir caminando de la mejor manera posible, y así en adelante. Y en ese caminar se irá procurando analizar, conforme se vayan presentando, los mencionados elementos básicos de la sexualidad humana sin un determinado orden prefijado, sino de acuerdo a la secuencia lógica de la investigación misma. Y tal vez después, ya al final o bastante avanzada la investigación, se pueda ordenar todo lo logrado y presentarlo de un modo más didáctico y accesible para todos.


Página siguiente

Indice contexutal

Valores y paz

Mapa del sitio

Página exterior de procedencia

Regresar de Etica sexual no represiva a la página de inicio (Home)


¿QUIERES AYUDAR A INVESTIGAR?




Este sitio web busca la paz, primero personal y luego social. Procura descubrir y corregir los errores que se han establecido en los principales aspectos de nuestras vidas: política, moral, valores, religión, etc. Esto puede verse como algo agresivo, sin que lo sea en realidad. Importa mucho leer con mente amplia y sin prejuicios, con una actitud crítica y constructiva.