EDUCACIÓN SEXUAL
Educacion sexual

Sexo y paz moral (5)


La educacion sexual es teórica y cíclica en la infancia, y debe terminarse antes del inicio de la pubertad, antes de que surja la edad de la calentura.

El tema de la educación sexual es muy importante y es considerado un serio problema debido a que tradicionalmente se ha tratado como un tema tabú. Así consta por las conocidas y tontas “explicaciones” de que los niños vienen de París o de que los trae la cigüeña. Y es difícil romper dicho tabú. Cuando los hijos le preguntan al papá cómo vienen los niños al mundo, suele responderles que se lo pregunten a su mamá; y si se lo preguntan a la mamá, ésta les dice que se lo pregunten a su papá; y luego ambos padres les dicen que se lo pregunten a sus profesores, etcétera.

No se sabe responder bien a tales preguntas porque no se ha logrado romper el tabú, y porque hay miedo de hacerlo e incluso de intentarlo. Sigue habiendo horror al sexo y el tonto miedo de que su solo conocimiento vaya a manchar o ensuciar a los niños y privarlos de su inocente infancia. Se sigue considerando de mala educación hablar de sexo en las conversaciones habituales. Incluso llegaron a darse casos de mujeres que llegaban al matrimonio sin saber nada, y que fuera el marido quien tuviera que abrirles los ojos a la vida en la noche de bodas, con el correspondiente asombro y espanto de ellas. Y a los maridos, ¿quiénes y cómo les abrían los ojos?
Educacion sexual. Educacion sexual. Educacion sexual.
La realidad es que las personas cultas no tenemos temas tabú, sino que podemos hablar de cualquier tema con toda tranquilidad y soltura siempre que lo hagamos con respeto y corrección. Y de ese modo debemos abordar y tratar el tema de la educación sexual con todo tipo de personas, incluso con los niños.


La educación sexual debe ser cíclica

Que la educación sea cíclica significa que debe enseñarse el todo del tema en cuestión incluso desde el primer nivel de profundidad y capacidad del educando; y que luego se enseñe ese mismo todo en un nivel más profundo, y luego en otro, hasta llegar al nivel de profundidad adecuado para el educando, tanto en su capacidad como en lo referente a su elección de profesión u oficio.
Educacion sexual. Educacion sexual. Educacion sexual.
Tenemos un ejemplo de educación cíclica en la educación religiosa, donde lo anterior se concreta y puede observarse en los catecismos. Hay catecismos para niños, para adolescentes, para adultos, y catecismos mayores surgidos como fruto de algunos concilios ecuménicos; y luego obras completas de Teología, como las llamadas sumas teológicas. Y en todos esos niveles se enseña o trata de lo mismo, que es el todo de la religión, pero en distintos niveles de profundidad. Es bien sabido que los catecismos tratan siempre cuatro temas básicos: el Credo, los mandamientos, los sacramentos y el Padrenuestro (oración del cristiano). Ninguno de estos temas debe faltar en un catecismo que se precie.

No todo puede ni debe enseñarse cíclicamente. Por ejemplo, no sucede así con las Matemáticas, sino que primero se enseña Aritmética, y en otro nivel se enseña Geometría, luego Álgebra, después Geometría Analítica, luego Cálculo, y así en adelante. La razón es que sin Aritmética no se puede entender Álgebra, y sin Álgebra no se puede entender el Cálculo. En religión, en cambio, puede y debe enseñarse el todo en cada nivel de profundidad. De otra forma el educando, incluso el niño, no podrá ubicarse religiosamente de manera adecuada. Y lo mismo sucede con la educación sexual, que abarca básicamente los siguientes temas:

  1. El plan de Dios en lo referente a la sexualidad: reproducción de las especies, compañía, amor, etc.
  2. La sexualidad en los vegetales: enseñada de modo oral, en imágenes y en la realidad.
  3. La sexualidad en los animales: enseñada de modo oral, en imágenes y en la realidad.
  4. El plan de Dios respecto a la sexualidad específicamente humana.
  5. La sexualidad en los seres humanos: enseñada de modo oral, en imágenes y en la realidad (antes de la pubertad el coito sólo observado en películas o videos, y no de manera directa porque se violaría la intimidad humana requerida).
  6. El ejercicio normal de la sexualidad y sus desviaciones. El pecado original y sus consecuencias.
  7. El pecado original y el tabú sexual, los medios de comunicación y la opinión pública. Modo de relacionarse con los demás en lo referente al tabú: prudencia, convicciones personales, libertad, etc.
  8. El cuerpo humano del hombre y de la mujer en general, y con mayor detalle los aparatos reproductores masculino y femenino, lo mismo que sus funciones.
  9. Los cambios que tienen lugar en la pubertad, tanto en los hombres como en las mujeres.
  10. Relaciones que se dan entre la psicología y la sexualidad, tanto en hombres como en mujeres. Características de la psicología masculina y de la femenina; diferencias en la fraternidad y en la amistad: hombres con hombres, mujeres con mujeres, y hombres con mujeres.
  11. El noviazgo.
  12. El trabajo profesional de ellos y ellas; las semejanzas y las diferencias.
  13. El matrimonio y las relaciones conyugales en general.
  14. Las relaciones conyugales sexuales.
  15. Concepción, embarazo y nacimiento de los hijos.
  16. Los hijos, la formación de la familia y las relaciones familiares.
  17. La educación de los hijos, siempre personalizada y con diferencias masculinas y femeninas.
  18. Cuando los hijos se van de la familia.
  19. Las enfermedades, la vejez y la muerte.

A primera vista estos temas pueden parecer muchos, pero es lo que normalmente sucede en la educación cíclica, donde cada ciclo debe abarcar el conjunto de todos los temas de lo que se quiere enseñar. Pero algunos temas pueden enseñarse de manera muy ligera o superficial; lo que importa es que el educando no ignore la existencia de ningún tema importante ni de las realidades a las que se refiere. Los educadores pueden profundizar más en unos temas y menos en otros, de acuerdo a las necesidades de cada educando; pero éste debe tener noticia de todos los aspectos importantes de la realidad en cuestión –en este caso la sexualidad humana– aunque sea de manera superficial, a fin de que pueda tener una visión de conjunto y ubicarse adecuadamente en esa realidad.
Educacion sexual. Educacion sexual. Educacion sexual.
Claro que todos los temas anteriores pueden dividirse en unos pocos más generales, sea con un criterio cronológico o con otros criterios. Con criterio cronológico, por ejemplo, los grandes temas podrían ser los siguientes:

  • Desde el principio hasta antes de la pubertad.
  • Desde el inicio de la pubertad hasta el inicio del matrimonio.
  • Desde el inicio del matrimonio hasta el inicio de la viudez.
  • Desde el inicio de la viudez hasta la muerte.

Con un criterio más realista, por ejemplo, los grandes temas podrían ser los siguientes:

  • El plan de Dios referente a la sexualidad, principalmente la humana.
  • Las principales etapas de la sexualidad humana.
  • El cuerpo humano y la psicología del hombre y de la mujer.
  • Las relaciones sexuales.
  • El matrimonio y la familia.
  • La viudez.


Importante recordatorio del valor del sexo y de la crisis del incumplimiento

A fin de evitar posibles e injustificados “escándalos” de parte de algunos lectores en ciertas partes de estas investigaciones, se debe tener siempre en cuenta el hecho de que el sexo es un maravilloso obsequio divino que debemos apreciar y agradecer, y también el principio del valor del sexo, que debe orientar todo el desarrollo de una adecuada moral sexual cristiana:

  • Valor del sexo: Nunca se debe infravalorar la sexualidad humana. En todas las relaciones sexuales humanas, morales o inmorales, el fuego del amor humano, tanto el espiritual como el carnal, es una participación del fuego de Amor que es el Espíritu Santo. El ser humano, por ser libre, puede apagar el amor espiritual y obrar inmoralmente; pero no puede apagar la pasión carnal, porque no tiene un completo control sobre su cuerpo.

También es importante tener en cuenta el principio del derecho al sexo:

  • Derecho al sexo: Dios nos dio nuestra facultad sexual y tenemos derecho a ejercerla, como sucede con todas las otras facultades que Él nos dio.

Es importante tener siempre presentes estos principios en la revisión y el desarrollo de una adecuada moral sexual cristiana, como vimos en el artículo Sexualidad humana. Y es también conveniente tener presente que tal revisión y desarrollo de la moral sexual se debe a, y se justifica por, el hecho de que nos encontramos en la crisis del incumplimiento: seguimos divididos en católicos, ortodoxos y protestantes; y después de dos milenios sólo hemos logrado el 0.4% de lo que Cristo nos pidió.


La primera etapa de la educación sexual

Esta primera etapa es la que va desde el nacimiento hasta antes del inicio de la pubertad. En esta primera etapa de la educación sexual los temas arriba enumerados debe enseñarse preferentemente en el orden indicado, pero sin rigideces. Cada educando podrá requerir que dicho orden se altere de alguna manera; sin embargo será conveniente seguirlo en la medida de lo posible.
Educacion sexual. Educacion sexual. Educacion sexual.
Es muy diferente hablar de dietas y comida con una persona que ha comido normalmente que con una persona verdaderamente hambrienta. En dos o tres días de no comer nada una persona se encuentra verdaderamente hambrienta. Y en tales circunstancias no es posible hablar serenamente de comida. Se le podrá distraer de su hambre al hablar de otras cosas, pero al tocar el tema de la comida la situación se pondrá tensa. Pues lo mismo sucede con los jóvenes después de la pubertad si están bajo un régimen de tabú y de ley seca respecto al sexo. Hay en ellos un impulso sexual muy fuerte –curiosidad y hambre sexual– y es difícil hablar serenamente con ellos acerca del sexo.

El tabú sexual lleva a situaciones verdaderamente ridículas. Por ejemplo, que en ambientes de diálogo indecente, o incluso inmoral, personas de buena sociedad y con estudios puedan pasarse largos ratos contando y riéndose a gusto de chistes colorados –o verdes–; y que en ambientes de diálogo decente a esas mismas personas se les lastimen sus castos oídos nada más por oír hablar de sexo. El tabú sexual lleva a que sólo se pueda hablar de sexo en ambientes indecentes, o incluso inmorales. Realmente da pena y vergüenza ajena observar tales costumbres sociales absurdas y ridículas. Y más pena da comprender el daño que causan en los niños y los jóvenes.
Educacion sexual. Educacion sexual. Educacion sexual.
Por todo lo dicho arriba, es muy importante lograr que la educación sexual esté terminada, teórica y cíclicamente, antes del inicio de la pubertad, al nivel de profundidad correspondiente a cada niño (o niña, por supuesto). De hecho en ese tiempo, que abarca unos diez años, es posible llevar a cabo varios siclos de la educación sexual, profundizando un poco más en cada uno de ellos. De tal forma, en esta primera etapa es posible hablar con los niños acerca del sexo con toda naturalidad y sin malicia ni tensiones, porque todavía no empieza en ellos la edad de la excitación sexual o calentura; para ellos hablar de sexo será tan inocuo como hablar de cualquier otro tema, si hemos procurado que no se nos adelante nadie, es decir, si en su educación sexual nos hemos adelantado a todos.

Si es necesario, debido a la extrañeza que pueda darse de parte de otros ante la incipiente cultura sexual de los propios hijos, será conveniente aclararles a éstos lo que sucede, adelantándoles parte de los temas 6 y 7 a fin de que sepan comportarse adecuadamente con quienes se extrañen, que sean discretos, prudentes, etcétera, y que lo hablen todo con sus padres o tutores. Lo ideal es que esta primera etapa de la educación sexual sea dada por los propios padres, papá o mamá, y de preferencia por ambos, tanto si se trata de niños o de niñas, o de niños y niñas juntos, que es lo mejor y lo más natural para ellos.
Educacion sexual. Educacion sexual. Educacion sexual.
Hay que evitar e incluso cortar a tiempo todo posible surgimiento de malicia en el desarrollo de la educación sexual (no hay ninguna inocencia de la que el conocimiento de la sexualidad pueda privar a los niños). Y si surge, aclarar que proviene de personas mal educadas sexualmente, pero que a ellas no hay que decírselo, sino respetarlas con discreción y prudencia. Es importante tratar de evitar que los niños sean señalados por otros debido a su “precoz” cultura sexual. Muchas personas no lo entenderán, quizá la mayoría, incluso en nuestro siglo_XXI. Hay que lograr que los niños comprendan que no deben tratar de llamar la atención presumiendo de su cultura sexual, porque lo más probable será que los señalen o discriminen de alguna manera.

Los padres o tutores procurarán ir enseñando los temas enumerados en el orden indicado, pero si los niños hacen preguntas habrá que responderlas inmediatamente y con toda claridad en la medida de su capacidad. Y si se ven venir más preguntas, es mejor adelantarse, aunque se altere un poco el orden indicado. Y si las preguntas rebasan su capacidad de comprensión, habrá que decírselo y aclararles que lo entenderán después; pero también habrá que aventurarse a tratar de explicarles todo lo que se pueda, pues nunca hay que infravalorar la capacidad intelectual de un niño. Para cada niño debe quedar claro que no hay nada que se le trate de ocultar, sino que no poder explicarle más se debe sólo a su todavía incipiente capacidad de comprensión, como en cualquier otro tema.
Educacion sexual. Educacion sexual. Educacion sexual.
Ciertamente hay un orden didáctico –el indicado en la numeración de arriba– en la enseñanza de los temas, pero no debe haber ningún temor de adelantarse a nada, ni motivos no didácticos o extraños por los que haya que esperar para hablar de algún tema. Esos temores provienen de deficiencias en la educación sexual, deficiencias en el conocimiento del niño y deficiencias en la pedagogía de la infancia. Hay que procurar des-satanizar el tema y la realidad del sexo de cara a la sociedad en general, y también de cara a los niños, pero principalmente y de manera inmediata de cara a los propios hijos.

Nuestra sociedad no ha sabido agradecerle a Dios el maravilloso don del sexo, pues lo ha satanizado. Un refrán popular dice que las personas malagradecidas "le escupen a Dios con el pan en la cara". Pues bien, podríamos decir que nuestra sociedad le ha estado escupiendo a Dios con el sexo en la cara.

Tema 1. El plan de Dios en lo referente a la sexualidad.

Hay que dejar claro que Dios creó el sexo como parte importante de su plan, que es algo bueno y que debemos agradecérselo. Dios quiso que muchas especies se reprodujeran de modo sexual; y en los seres humanos quiso que la sexualidad estuviera caracterizada por la compañía y el amor, a fin de que los hijos fueran fruto de dicho amor.

Temas 2 y 3. La sexualidad en los vegetales y en los animales.

Es muy conveniente, conforme a las posibilidades de cada familia y hogar (en el patio, en el jardín o en lugares especiales), cultivar algunas plantas y criar algunos animales, como perros o conejos; y también ir involucrando a los hijos en esos cultivos y crías, que ayudarán mucho a su futuro interés y conocimiento de la Biología, la Botánica y la Zoología. Y también es muy conveniente tener material didáctico previamente preparado, de manera que se tenga a la mano en el momento que se necesite. En vez de gastar en ese material es preferible gastar en algunos pocos instrumentos que sirvan para elaborarlo y para muchas otras actividades educativas.
Educacion sexual. Educacion sexual. Educacion sexual.
Dichos instrumentos van cambiando y mejorando con el tiempo, y ese cambio es en la actualidad muy acelerado. Están los instrumentos musicales, las cámaras fotograficas y de cine, los microscopios y telescopios, la televisión, las grabadoras de sonido y las videograbadoras, las computadoras, Internet, los teléfonos celulares o móviles, y últimamente han aparecido las pequeñas y móviles tabletas electrónicas digitales –hoy (2012) están de moda el iPad de la marca Apple y otras tabletas digitales– que pueden hacer las funciones de muchos de los instrumentos mencionados: grabación y reproducción de sonido y de imágenes y películas, funcionar como computadoras, tener acceso a Internet, etcétera. Y siguen apareciendo nuevos instrumentos a los que hay que estar atentos. Muchos libros, programas educativos, imágenes, películas y diversos materiales didácticos pueden obtenerse a través de Internet.

A través de dichos instrumentos ha proliferado mucho la pornografía –que es inmoral– como medio de lograr dinero fácil, casi al modo del narcotráfico. Sin embargo, el tabú sexual sigue impidiendo la producción del material didáctico requerido para una buena educación sexual. El mejor material didáctico que se consigue son imágenes y películas del tipo Kamasutra, que distan mucho de lo que debe ser una educación sexual ética, y más si se ha de tratar de una ética cristiana.
Educacion sexual. Educacion sexual. Educacion sexual.
Las familias que viven en el campo tienen mucho material didáctico en la vida real, ya que tienen a la vista las flores, los insectos, los animales y sus apareamientos, como los de perros, puercos, conejos, etcétera, que los niños han tenido oportunidad de observar en múltiples ocasiones con toda naturalidad. En las ciudades, en cambio, aunque en los hogares se cultiven plantas y se críen animales, en la vida real es difícil lograr las observaciones requeridas en los momentos educativos oportunos. Pero con una tableta electrónica digital y un poco de paciencia, en el patio o jardín del hogar es fácil obtener el material didáctico requerido –para tenerlo a la mano cuando se necesite– grabando las actividades sexuales de las plantas, insectos y animales que ahí se cultivan y crían. En fin, ese material didáctico se puede comprar, conseguir en Internet o elaborar en casa.

Temas 4 y 5. El plan de Dios respecto a la sexualidad específicamente humana; y la sexualidad en los seres humanos.

Antes de entrar al tema 5, referente a las imágenes y películas, deberá haberse tratado el tema 4, referente al plan de Dios respecto a la sexualidad específicamente humana, destacando el hecho de que se trata de un maravilloso don divino. También habrá que explicar que en la sexualidad humana, a diferencia de la sexualidad sólo vegetal o animal, intervienen el amor y la gracia divina, por tratarse de una relación entre personas; aunque también respecto a este maravilloso don divino puedan darse conductas libres inadecuadas y aun inmorales o pecaminosas.
Educacion sexual. Educacion sexual. Educacion sexual.
Los niños (y por supuesto también las niñas) deben conocer sus propios cuerpos, por delante y por detrás, y familiarizarse con ellos desde el principio, lo más pronto posible. Para que conozcan sus cuerpos por detrás, se pueden usar espejos y fotografías, e incluso servirse de la observación de otros niños, o niñas, por detrás. Y también es conveniente que, lo más pronto posible, los niños observen el cuerpo de las niñas, y las niñas el de los niños, con toda naturalidad.

Lo mejor es dejar que los niños observen el cuerpo desnudo de una nueva hermanita –o niña cualquiera– recién nacida, y que las niñas observen el cuerpo desnudo de un nuevo hermanito –o niño cualquiera– recién nacido. Se les hará notar la única diferencia observable a esa edad: que ellos tienen pene y ellas vagina. Y si preguntan se les podrá decir que Dios los hizo así porque quiso que hubiera niños y niñas, para que de grandes los niños fueran papás y las niñas fueran mamás. Todo se hará conforme al natural proceso de enseñarles a hablar, y por tanto de enseñarles los nombres de las partes del cuerpo: cabeza, ojos, nariz, boca, brazos, manos, nalgas, pene en los niños, vagina en las niñas, piernas, pies, etcétera, del modo más natural y sin malicia ni morbo alguno.
Educacion sexual. Educacion sexual. Educacion sexual.
Una vez satisfecha la curiosidad de que los niños hayan observado el cuerpo desnudo de alguna niña, y las niñas el de algún niño, y para no alterar el natural desarrollo del pudor, se procurará que esa experiencia no se repita mucho, y si se repite no pasará nada ni se comentará nada. Simplemente se les acostumbrará a andar siempre vestidos y a no estar desnudos más que para bañarse o cambiarse de ropa, y se les enseñará a bañarse y vestirse por sí mismos. Se les dirá que es de mala educación mostrar el pene, o la vagina, porque los demás pensarán en orina o pipí, que huele mal y es desagradable; y que también es de mala educación mostrar las nalgas, porque los demás pensarán en caca o popó, que también huele mal y es desagradable. Así de sencillo, al menos a esa edad. Con el paso del tiempo el desarrollo del pudor se irá imponiendo por sí mismo, y las posibles preguntas deberán ser respondidas conforme a cada edad y capacidad.

Ya más adelante y en lo referente a los apareamientos, a diferencia de lo que sucede en la sexualidad animal y debido al tabú sexual, no es fácil obtener buen material didáctico –películas– de apareamientos humanos reales, y éstos no deben observarse de manera directa porque se violaría la intimidad humana requerida. La elaboración de este material es difícil, si ha de ser adecuado, como veremos al hablar de la iniciación sexual o educación sexual práctica –no sólo teórica– hacia el término de la pubertad. Tampoco es fácil obtener buen material didáctico –películas– de apareamientos humanos en dibujos animados. Lo que se consigue suele siempre ser material pornográfico –excepto Kamasutraya sea en la realidad o en dibujos animados.
ducacion sexual. Educacion sexual. Educacion sexual.
Lo menos difícil es hacer una buena selección de videos del tipo Kamasutra, pornográficos o de dibujos animados y editarlos adecuadamente retirando lo inconveniente o pornográfico, y procurando que sean muy breves, pero claros. Y luego observarlos y comentarlos adecuadamente junto con los niños. Esto no tendrá problema si la educación sexual ha sido adecuada y sin malicia hasta ese momento. A fin de no ir a provocar una fuerte impresión en los niños, será conveniente dedicar a estas sesiones un tiempo considerable, como media mañana o toda una mañana de un fin de semana, intercalando algunos descansos con juegos, bebidas y botanas para que el ambiente sea lo más normal y relajado posible. Es conveniente que estas sesiones sean en la mañana, para que las actividades del resto del día puedan borrar cualquier cosa que pudiera haber impresionado a los niños, y que no se vayan a dormir con alguna impresión fuerte o desagradable para ellos.

La sesión deberá iniciar aclarando que se hará una comparación de los aspectos ya vistos de la sexualidad en las plantas y en los animales, para terminar con los de la sexualidad humana, y así poder comparalos y comentarlos. Y se comenzará por ver las imágenes y videos de la sexualidad de las flores y los insectos, recordando lo ya conocido. Luego se verán las imágenes y videos de la sexualidad de los animales, también recordando lo ya conocido. Y finalmente se comentará que se verán imágenes y videos –muy bien escogidos, elaborados y breves–, primero en dibujos animados y luego en la realidad –gradualmente–, de lo ya enseñado verbalmente acerca de la sexualidad humana; y así poder finalmente compararlo y comentarlo ya todo, señalando las semejanzas y las diferencias.
Educacion sexual. Educacion sexual. Educacion sexual.
Y todo deberá hacerse en un normal y relajado tono de educación y aprendizaje –cortando de inmediato risitas o comentarios fuera de lugar–, y contando con el favor de que los niños todavía no están en la edad de la excitación sexual (considérese lo difícil y tenso que sería hacerlo después de la pubertad). Será importante notar que los apareamientos humanos se pueden realizar en diversas posiciones, por tratarse de personas, que están en una relación de comunicación creativa y amorosa.

Temas 6 y 7. El ejercicio normal de la sexualidad y sus desviaciones. El pecado original y el tabú sexual.

Con los medios de comunicación que hay en la actualidad periódicos, revistas, radio, televisión, computadoras, Internet, sitios en Internet, correo electrónico, chats, redes sociales, etcétera y con el fuerte contenido sexual de dichos medios, poco moral por lo general, los niños hoy se enteran fácilmente de muchas desvaciones sexuales, principalmente frivolidad sexual en general, sexo publicitario, prostitución, adulterios, violaciones, homosexualidad. Estas desviaciones sexuales son conocidas por los niños en los medios de comunicación, en conversaciones con otros niños y entre adultos, en familias de amigos y parientes, e incluso en sus propias familias.

Hay muchas otras desviaciones sexuales que no son fácilmente conocidas por los niños, y que no hay motivo para dárselas a conocer –a menos que ellos lo pregunten– en esta primera etapa de la educación sexual; por ejemplo el incesto, diversas formas de violencia sexual, exhibicionismo, sodomía, paidofilia, pederastia, fetichismo, zoofilia, tríos y cuartetos, orgías, etcétera.

Los medios de comunicación buscan dinero y poder, y lo logran mediante el rating o cuota de pantalla, que indica qué tanto se mira un programa de televisión; y también importa qué tanto se lee una revista o periódico. Y el rating se logra mediante programas vulgares, escandalosos, morbosos, inmorales, etcétera: poca gente ve o lee contenidos de buena calidad, y mucha gente ve o lee contenidos de mala calidad. A mayor número de lectores o televidentes, más dinero y poder logran los medios de comunicación. Por eso los medios de comunicación tienen embrutecido al pueblo: a los señores con espectáculos deportivos, a las señoras con telenovelas, y a los niños con caricaturas. Y los gobiernos participan veladamente en el embrutecimiento del pueblo, porque es más fácil mangonear a un pueblo embrutecido.

Triste situación la nuestra, ciertamente. ¿A qué se debe? Si la televisión, por ejemplo, hipnotiza a los televidentes hasta el grado de que no puden dejar de verla, ¿por qué no aprovechan eso para educar al pueblo? ¿Por qué se aprovechan de eso para embrutecer al pueblo en beneficio de mezquinos intereses? ¿Por qué es mucha la gente que ve o lee contenidos de mala calidad? ¿Por qué muchas inclinaciones nuestras son desordenadas y nos jalan para abajo? La única respuesta satisfactoria, o al menos razonable, está en la doctrina y la realidad del pecado original.
Educacion sexual. Educacion sexual. Educacion sexual.
La revelación judeocritiana nos dice que el primer ser humano, Adán, cometió un pecado de desobediencia a Dios –no de tipo sexual– y que ese primer pecado –llamado pecado original– se transmite a todos los seres humanos por generación natural, es decir, por herencia o genéticamente. Debido a que el pecado original se transmite a través de los órganos genitales, éstos comenzaron a ser vergonzosos; y esto fue dando lugar a un cierto horror al sexo y a un tabú sexual muy generalizado en la humanidad, como vimos en el artículo Desnudez vergonzosa.

Los descendientes de Adán heredamos ese pecado, del que no tenemos culpa personal, ya que la culpa personal fue sólo de Adán. Debido a ese pecado se rompió la unidad de la persona humana, de modo que el cuerpo empezó a desear contra las leyes del espíritu, y el espíritu comenzó a infravalorar y despreciar a su cuerpo; y así, los seres humanos hemos heredado esas inclinaciones desordenadas. El pecado original se limpia gracias al sacramento del Bautismo, pero las inclinaciones desordenadas continúan en nosotros. Todo conforme a la doctrina cristiana.

De tal forma, el pecado original explica muchos de los males existentes o cometidos por los seres humanos, principalmente el egoísmo competitivo y los afanes de fama, de poder y de riquezas, en detrimento de los demás. Estos hechos, derivados del pecado original, deben serles explicados a los niños en esta primera etapa de su educación sexual, y en relación a las desviaciones sexuales que ellos van conociendo poco a poco. Es muy conveniente que los niños reciban las mejores explicaciones posibles respecto a la presencia del mal en el mundo, para que no se desalienten ni empiecen a pensar que la vida carece de sentido.

Un asunto de importancia es el de la prudencia que deben tener los niños bien educados sexualmente frente al tabú sexual dominante todavía en nuestra sociedad. Hay que advertir insistentemente a los hijos que no presuman de su cultura sexual, que no critiquen a los otros niños y que no desafíen a la cultura dominante, porque serán señalados, criticados y discriminados, tanto ellos como sus hermanos y padres. Hay que haceles comprender que deben ser respetuosos con los demás, aunque sepan que tienen una educación mejor, convicciones propias y una mayor libertad; que entiendan que el tema de la educación sexual es muy delicado y preocupante, y que ellos no son los educadores de sus amigos; que los educadores de sus amigos son los propios padres de sus amigos.

Los niños difícilmente pueden defenderse del continuo e intenso bombardeo de estímulos sexuales desordenados provenientes de los medios de comunicación, de la opinión pública y de la sociedad misma. Por ahora, y desde hace algunas décadas, las principales fuentes de dichos estímulos son el cine, la televisión e Internet. No es conveniente prohibirles a los hijos mirar o usar estos de medios de información, ya que se provocaría un efecto contraproducente. Lo que se puede hacer es aplicar ciertos candados tecnológicos que impiden que ellos tengan acceso a determinados programas inconvenientes. Sin embargo, lo mejor es llevar a la televisión e internet lo que se ha conocido por los adultos como cineclub, y llamarles tvclub y netclub respectivamente. Lo que se pretende es ir desarrollando en los hijos una debida actitud crítica respecto a los medios de comunicación y una gradual formación del criterio propio.
Educacion sexual. Educacion sexual. Educacion sexual.
Conviene iniciar con los hijos un cineclub propiamente dicho, haciéndoles saber que es una actividad de personas adultas, y que, por lo mismo, se les comenzará a tratar como a personas adultas, lo que les resultará muy agradable e interesante. Un cineclub busca la cultura cinematográfica, y organiza la proyección y comentario de determinadas películas. Cada película no sólo se ve, sino que es primero presentada, luego vista y fianlmente comentada por alguien debidamente preparado, y se aceptan comentarios de los participantes. La presentación aporta los datos básicos, como la época de su filmación, el autor o libretista, el director, los actores, el género (musical, drama, ciencia ficción, etcétera), y el tema del que la película trata. Y en el comentario final se abunda en todo esto y se comenta con los participantes el mensaje o los mensajes de la película y su moralidad, la fotografía, el movimiento de cámara, la escenografía, la coreografía, las actuaciones, la música, el vestuario, etcétera. La película debe estar grabada para que se puedan mirar de nuevo las escenas interesantes o discutidas.

Deberán elegirse películas que sean de interés para todos los hijos, y si esto no es posible debido a las diferencias de edad, deberán llevarse a cabo dos cineclubes familiares, uno para los hijos mayores y otro para los menores. Y se puede invitar a los mayores a que lleven el manejo del cineclub en algunas películas, sea las de su propio grupo o las del grupo de sus hermanos menores, si hay dos grupos. Y así, todos querrán tener esa responsabilidad en la medida en que vayan madurando. Y obviamente, uno de los temas de crítica y de formación del criterio propio será el tema de la sexualidad, que no será el único ni el más importante, al menos no siempre o no habitualmente. Y no se tratará de que sólo se esa impresión, sino de que responda a la realidad de que la sexualidad no es el tema único ni el más importante siempre; y aun así importará desarrollar actitud crítica y criterio propio también respecto al tema de la sexualidad.

A los hijos mayores se les podrá invitar, antes o después de iniciar el cineclub familiar, a cineclubes extrafamiliares o profesionales, para que los conozcan mejor. Y ya después de que el cineclub familiar esté establecido y funcionando razonablemente bien, habrá que iniciar el tvclub familiar. Es difícil encontrar tvclubes extrafamiliares o profesionales. El tvclub será casi idéntico al cineclub si lo que se ve son películas por televisión o para la televisión. Lo diferente serán las series de televisión y otro tipo de programas, como las noticias y algunos más. En el caso de las series habrá que seguirles su secuencia al menos durante varios episodios (las hay de cientos de episodios) a fin de lograr un concepto claro de lo que la serie se trata, como sucede en el caso de una película. Y en otro tipo de programas habrá que hacer otro tanto, adaptado al programa de que se trate.

Una vez que el cineclub y el tvclub estén funcionando, será conveniente iniciar el netclub, y habrá que hacerlo de manera que todos puedan observar la pantalla de la computadora, ya sea en un monitor grande o proyectándola en una pared o pantalla. Hay tres aspectos importantes de un netclub: navegar por internet en general, navegar dentro de un determinado sitio web, y mirar los contenidos de dicho sitio web o de otro sitio web cualquiera. Esto último sigue casi los mismos procedimientos de un cineclub o un tvclub. En cambio, los dos primeros aspectos, navegar en general o navegar en un determinado sitio web, tienen características particulares o peculiares, como sucede con los chats, los blogs, las redes sociales, la elaboración de blogs y sitios web personales, etcétera. No es éste el lugar para describir detalladamente los procedimientos a seguir, pero los padres podrán buscarlos por su cuenta o seguir su propio sentido común. Lo que importa es que los hijos sigan desarrollando actitud crítica y criterio propio, y que el tema de la sexualidad siga siendo un tema más entre muchos. Importa sobremanera que los hijos no vayan a obsesionarse con el tema del sexo.

Finalmente cabe notar que algo semejante a lo que se hace en las series de televisión en un tvclub, debería también hacerse con las lecturas de los hijos y con cada asignatura de aprendizaje, como Hisotria, Botánica, Zoología, etcétera, dado que en todas ellas el alumno debe ir desarrollando una debida actitud crítica y un criterio propio. Es obvio que los maestros escolares no pueden hacerlo como lo hacen los padres de familia al llevar la orientación en un tvclub. Lo cual indica que la educación hogareña es mucho mejor que la educación escolar, al menos hasta el final del bachillerato, es decir, en todo lo referente a la cultura general. No sucede lo mismo en la educación superior o universitaria, donde hay muchas especialidades.

Tema 8. El cuerpo humano, del hombre y de la mujer.

Desde el principio los niños van conociendo sus cuerpos por fuera y se van familiarizando con ellos. Y posteriormente llegará el momento en que sea oportuno que conozcan sus cuerpos también por dentrocorazón, pulmones, huesos, músculos, etcétera; y serán los padres quienes se den cuenta de dicho momento en cada uno de sus hijos, educando siempre de manera personalizada.

Para este fin hay láminas muy buenas en Internet y en cualquier enciclopedia que se precie. Las hay que muestran los cuerpos por delante y por detrás, sea del hombre o de la mujer. También las hay dedicadas a mostrar un determinado sistema anatómico, como el sistema oseo, circulatorio, reproductor, digestivo, etcétera. Y en este último caso las hay también transparentes, de modo que al ir sobreponiéndolas se van ensamblando los diversos sistemas anatómicos hasta mostrar el cuerpo humano completo. Así los niños van conociendo los diversos órganos y sistemas, lo mismo que sus nombres. Y se les podrá explicar brevemente sus diversas funciones. Luego resulta sorpresivo y gracioso que un niño diga cosas comome duele el páncreas.

Esas láminas o gráficas del cuerpo humano que se encuentran en las enciclopedias y en Internet normalmente son de cuerpos humanos adultos, y en los que las diferencias entre el hombre y la mujer son más notorias; también son notorias las diferencias entre los cuerpos adultos y los cuerpos infaniles (cuyas láminas también se pueden conseguir), sea en los hombres o en las mujeres, pero son más notorias en las mujeres, como en los senos y en las caderas. A los niños se les dirá que esos cambios se irán notando poco a poco, a medida que vayan creciendo.

Se les hará notar que las principales diferencias entre los cuerpos adultos del hombre y de la mujer son las del sistema reproductor, en el que están los órganos sexuales, tanto de ellos como de ellas. Pero se hablará del sistema reproductor como uno más de los sistemas que hay en el cuerpo humano, sin mencionarlo al principio ni al final, sino en medio, para no destacar mucho el tema.

Se hará notar, en normal tono de enseñanza y aprendizaje, y satisfaciendo por adelantado la curiosidad de los niños, la diferencia entre el pene y la vagina; y cómo el pene está hecho para penetrar en la vagina y eyacular los espermatozoides; y cómo la vagina está hecha para recibir el pene y permitir que los espermatozoides masculinos se encuentren con el óvulo femenino que desciende de los ovarios; y cómo en ese encuentro se forma la primera célula del hijo, en la que Dios crea el alma humana para que el hijo sea una persona con dignidad y derechos.

Tema 9. Los cambios que tienen lugar en la pubertad, tanto en los hombres como en las mujeres.

Aprovechando el conocimiento del cuerpo humano adulto y de las diferencias con el cuerpo infantil, tanto en los hombres como en las mujeres, se les dirá a ambos, niños y niñas, que poco después de los diez años llegará el tiempo en que dichos cambios se vayan realizando. Podrá ser conveniente, aunque no necesario, explicarles por separado a ellos y a ellas cuáles serán sus cambios. Y si ellos preguntan sobre los cambios de ellas, o ellas sobre los de ellos, se les deberá responder a todo lo que pregunten con claridad y naturalidad.

No se trata en esta etapa de darles a conocer todos los detalles de los cambios que tienen lugar en la pubertad, sino sólo de prevenirlos respecto a dichos cambios, para que no les tomen por sorpresa ni vayan a provocarles temores o inquietudes. Tanto los niños como las niñas estarán ya acostumbrados a su normal crecimiento en estatura, peso, etcétera. Lo importante son los cambios novedosos.

En los niños, los cambios que ellos notarán son los referentes al bello, tanto en las axilas como en el pubis y el resto del cuerpo; el cambio de la voz, que se hará más grave; un ligero crecimiento de los testículos; una cierta tendencia a la pereza. Importante será advertirles de que surgirá un peculiar atractivo por el sexo opuesto y un despertar del impuso sexual. En ocasiones tendrá lugar algún derramamiento de semen –semejante a leche o crema– por el pene; se les explicará que en el semen van los espermatozoides, y que se está desarrollando su capacidad reproductora. Todo lo cual es normal en la pubertad y no debe ser motivo de temor ni de preocupación. Y si tienen dudas o curiosidades habrán de comentarlas con sus padres o tutores.

En las niñas, los cambios que ellas notarán son los referentes al bello, tanto en las axilas como en el pubis; el crecimiento de los senos y el ensanchamiento de las caderas. También en ellas surgirá un peculiar atractivo por el sexo opuesto y un despertar del impuso sexual. Importante será advertirles de que llegará el momento en que comiencen a menstruarmenstruación, período o reglacada mes, y a sangrar con ese motivo; se les explicará que están desarrollando su capacidad reproductora, y que en ese sangrado se desechan los óvulos no fecundados y algunos pequeños tejidos. Se les enseñará a usar toallitas sanitarias. Todo lo cual es normal en la pubertad y no debe ser motivo de temor ni de preocupación. Y si tienen dudas o curiosidades habrán de comentarlas con sus padres o tutores.

Tema 10. Relaciones que se dan entre la psicología y la sexualidad, tanto en hombres como en mujeres.

No se trata aquí de que los niños se conviertan en pequeños psicólogos, sino de que estén prevenidos de que también irán apareciendo, entre ellos y ellas, algunas diferencias menos visibles y notorias que las diferencias corporales. De tiempo atrás habrán observado algunas diferencias entre ellos y ellas, como que a ellos les gusta jugar con pelotas y coches, y a ellas con muñecas y vestidos. A ellas les gusta mucho verse bonitas y cuidar su apariencia, su peinado, sus vestidos y zapatos; y también jugar a la familia en el papel de la mamá; con frecuencia invitan a sus hermanos, primos o amigos a que desempeñen el papel del papá, quizá no con mucho gusto de parte de ellos. A ellos les gusta más bien correr, brincar y sentirse fuertes.
Educacion sexual. Educacion sexual. Educacion sexual.
Se les hará notar tales diferencias que con seguridad ya han observado, y debido a las cuales con frecuencia no les gusta jugar juntos, ellos con ellas, sino más bien ellos con ellos y ellas con ellas. Y todo eso servirá para advertirles de que esas diferencias se irán acentuando con el tiempo, y que irán apareciendo otras, sobre todo las referentes al surgimiento de la atracción y el interés por el sexo opuesto. Y entonces a ellos les empezará a gustar estar con ellas, y a ellas con ellos. Y podrá aparecer en ellos cierta timidez de acercarse a ellas, y en ellas de acercarse a ellos; timidez que es natural y deberá ser superada con la ayuda de sus padres o tutores.

También se les invitará a estar atentos al desarrollo de más cambios psicológicos, que en mucho dependerán del modo de ser de cada niño y de cada niña; y también se les exhortará a que sean respetuosos con los cambios de los demás, porque de otra forma pueden provocarles temores o inquietudes.

Temas 11 a 19. Desde el noviazgo hasta la muerte.

Así como en el tema 10 –de las relaciones entre psicología y sexualidad– no se trataba de convertir a los niños en pequeños psicólogos, tampoco en los temas 11 a 19 –que van desde el noviazgo hasta la muerte– se trata de convertir a los niños en pequeños ginecólogos o sociólogos. Tampoco se trata de prevenirlos, dado que los siguientes temas les van quedando cada vez más lejanos. De lo que se trata es de que el ciclo pedagógico de la sexualidad quede completo desde la infancia.

Habrá que invitarlos a pensar que con el paso del tiempo será normal que busquen y tengan novio o novia (tema 11), que trabajen y manejen bien las semejanzas y diferencias que se dan en el trabajo profesional entre hombres y mujeres (tema 12), que se casen y tengan relaciones conyugales en general (tema 13), que tengan relaciones conyugales sexuales (tema 14), que tengan hijos (tema 15), que formen una familia (tema 16), que eduquen a sus hijos e hijas (tema 17), que llegue el momento en que sus hijos o hijas se vayan de la familia (tema 18), y de que se enfermen, envejezcan y finalmente mueran (tema 19). Y que en todo ello procuren tener presente el aspecto de la sexualidad, sea física o psicológica o ambas.
Educacion sexual. Educacion sexual. Educacion sexual.
Acerca de todos estos temas los niños y las niñas deberán observar a los mayores, pensar, imaginar su futuro e ir tomando incipientes y flexibles decisiones de la vida que querrán vivir; y se les invitará a que comenten todo eso con su padres o tutores, con el debido respeto y confidencialidad de parte de éstos en todo lo referente a la conciencia e intimidad de sus hijos o hijas.

Importa mucho el buen o mal ejemplo que los niños y niñas observen en los mayores, sean su padres, hermanos, abuelos, otros parientes, amigos o simples conocidos. Papá y mamá deberán ser conscientes y estar pendientes de todo esto, a fin de poder intervenir debidamente en su labor educadora; para lo cual les será de gran utilidad el adecuado manejo del cineclub, del tvclub y del netclub. Se podrá hacer juicio de los personajes de las películas y series de televisión en vez de juzgar a personas reales conocidas, buscando las semejanzas de los asuntos que se han de juzgar. Por ejemplo, en vez de juzgar a los padres de unos amigos de los hijos, que se hayan divorciado, se podrá juzgar el divorcio de los personajes de alguna película. Luego se les explicará que pueden hacer un juicio semejante de la conducta externa de las personas reales divorciadas, como algo exteriormente incorrecto, pero sin juzgar la interioridad de las conciencias de las personas, que sólo Dios puede juzgar. Y así en todo lo demás.
Educacion sexual. Educacion sexual. Educacion sexual.
De tal forma, los padres podrán ir ayudando adecuadamente a la debida formación del criterio de sus hijos. Y en esto la panorámica es total: la vida entera. Los padres creyentes podrán contar con la ayuda de Dios, que es el Primer Educador, y también con la ayuda de todos los ángeles y santos, principalmente los ángeles custodios de sus hijos, y con la ayuda de San José y Santa María.

En el siguiente artículo abordaremos el tema de la iniciación sexual, que no es sólo teórica, sino también práctica, ya que un objetivo importante es que los jóvenes adquieran la seguridad y la confianza de poder desempeñarse sexualmente de manera adecuada y satisfactoria en lo personal y también en beneficio de su pareja.


Página anterior

 Vínculo para Iniciación sexual

Indice contexutal

Valores y paz

Mapa del sitio

Página exterior de procedencia

Regresar de Educacion sexual a la página de inicio (Home)
Educacion sexual.


¿QUIERES AYUDAR A INVESTIGAR?




Este sitio web busca la paz, primero personal y luego social. Procura descubrir y corregir los errores que se han establecido en los principales aspectos de nuestras vidas: política, moral, valores, religión, etc. Esto puede verse como algo agresivo, sin que lo sea en realidad. Importa mucho leer con mente amplia y sin prejuicios, con una actitud crítica y constructiva.